Mark Twain y el tabaco

Por Editor, 12/10/2017 - 23:14
Mark Twain (Escritor y orador estadounidense)

En 1955, durante una conferencia dictada en Japón, el Premio Nobel de literatura William Faulkner llegó a afirmar que Mark Twain era “el padre de la literatura norteamericana… el primer escritor verdaderamente norteamericano, y todos nosotros somos sus herederos”, no dejando duda alguna en cuanto al carácter icónico, casi legendario, de este peculiar personaje dentro de la cultura estadounidense.

Mark Twain nació como Samuel Langhorne Clemens en la localidad de Florida del sureño estado de Missouri, un 30 de noviembre de 1835; fue un escritor, orador y humorista conocido por obras de gran éxito como "El príncipe y el mendigo" o "Un yanqui en la corte del Rey Arturo", pero sobre todo por su ingeniosa novela "Las aventuras de Tom Sawyer", y su secuela "Las aventuras de Huckleberry Finn", retratos fieles de una sociedad joven que, en plena edad de desarrollo, se debatía internamente para consolidar una identidad propia.

Twain fue para muchos de sus compatriotas la primera "celebridad" local, en el sentido moderno del concepto, con una figura ampliamente reconocida tanto en casa como en el extranjero, y con total capacidad de movilizar a la opinión pública casi en cualquier campo de la vida nacional.

Pero más allá de su carisma y de su innegable habilidad con la palabra, Twain también es recordado como uno de los más famosos fumadores de todos los tiempos, con un amor por el tabaco que le llevaría a consumir (según algunas fuentes) hasta 22 cigarros al día, y que incluso lo motivaría a afirmar frases tan ilustrativas como "Si en el cielo no se puede fumar, entonces no iré".

El cigarro era para Twain un amigo, un refugio de confort y a la vez una musa, cuya presencia imponía sin miramientos a propios y extraños, y cuyo uso inmoderado justificaba de mil y una maneras, a veces de forma determinante, como cuando decía "Encuentro el fumar cigarros como la mejor entre todas las inspiraciones para la pluma" o "si mi interés alcanza el punto de entusiasmo, entonces fumo más, fumo con todas mis ganas y no me permito intervalos".

NOTA: La fotografía pertenece a la aclamada pieza teatral "Citizen Twain", donde el actor Val Kilmer da vida al popular escritor.

Category: